viernes, 2 de julio de 2010

¿... Y cuanto vale tu vida?

La mía no tiene precio de lo valiosa que es ¿y la tuya? Seguro que contestarás lo mismo. Esto que escribo, lo hago a raíz de algo que me dijo una tarotista del parque de El Retiro (Madrid).

Vi cómo unos chicos dejaban tirada a una paloma que llevaban encima de un cartón. Según lo vi intenté cogerla, pero la paloma estaba muy nerviosa. Tenía un ojo mal, así que imagino que tendría algún problema de percepción de la profundidad, aunque podía volar. Aun así seguí intentándolo un rato, hasta que logró subir a un árbol. Así que decidí alejarme un rato mientras se tranquilizaba, aunque sabía que quizá no la volvería a encontrar, y así fue. Volví un rato después y no la ví en el árbol. Estuve buscando por la zona mirando los ojos de todas las palomas que veía, pero ninguna estaba tuerta.

Una tarotista de esas que se dedican a sacar los cuartos a la gente en el parque, me dijo: "No la cojas. Con tu buen corazón no te das cuenta de que está enferma y que te puede contagiar". Le dije que no me importaba y me fui. Lo que me molesta de este comentario es que esta señora (tan adivina, que no adivinó que tengo estudios de homeopatía animal) no estaba teniendo en cuenta que para esta paloma su vida tambien es tan valiosa que no tiene precio. Y sobretodo, si esta señora encontrara una persona por la calle, en las mismas condiciones ¿no la socorrería? ¡Ah, es verdad, que la omisión de auxilio es ilegal! pero sólo la omisión de auxilio a personas; es totalmente legal no auxiliar a cualquier animal que esté en la calle. ¿Qué diferencia hay entre la vida de una paloma, un perro, un pez y de un humano? ¿La especie? porque recordemos que los seres humanos somos animales, racionales, pero animales. Si la especie fuera un motivo, entonces el sexismo y el racismo tendrían motivo de ser. Discriminación por ser diferente. La gente debería pensar un poco menos en sí mismos y un poco más en los demás, con independencia de la especie, la raza, la etnia, el sexo... y de cualquier otro motivo que pueda servir de excusa para amparar una discriminación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario