martes, 3 de mayo de 2011

...Y la yihad continúa

Muy bien, ya está, el 1 de mayo murió Osama Bin Laden de un tiro en la cabeza a manos del ejército estadounidense. ¿Y ahora qué? En Estados Unidos lo celebraron en la zona cero recordando a los fallecidos del 11-S y el resto del mundo se alegra de lo sucedido.

El juego del escondite más largo de la historia ha llegado a su fin. Tras quince años (incluso antes del 11-S) en busca y captura el Líder de Al Qaeda cayó de un balazo en cabeza. Esto no es más que una venganza cumplida. Este personaje (elemento, asesino… como prefieran llamarlo) mató a miles de personas en diferentes atentados por todo el mundo y ¿cómo no? alguien tenía que matarlo a él ¿no es así? Pues ya sucedió.

En España, Zapatero ha felicitado a Obama por la operación, Rubalcaba ha asegurado que el resultado de la operación es de " máxima importancia" y un "golpe muy duro para Al-Qaeda". Trinidad Jiménez (ministra de Asuntos Exteriores) ha calificado la muerte de Osama Bin Laden como "un paso muy importante en la lucha contra el terrorismo internacional".

En los diferentes países las declaraciones también han mostrado satisfación.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, consideró la muerte de Osama Bin Laden como una "derrota histórica de la plaga del terrorismo". El ministro galo de Defensa, Gérard Longuet, añadió que la muerte del cerebro de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en EEUU " es un símbolo fuerte de que el terrorismo será castigado y de que la violencia no puede ser una solución para nadie". Por su parte, el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, calificó la muerte de Bin Laden de "victoria de todas las democracias que luchan contra la plaga abominable del terrorismo"

El viceprimer ministro y responsable de Asuntos Exteriores belga, Steven Vanackere, afirmó: "La eliminación de Osama Bin Laden, que encabezó entre otros los atentados de las torres gemelas en Nueva York, es una etapa histórica en la lucha contra el terrorismo".

En Alemania, Angela Merkel anunció su "alegría de que se haya podido matar a Osama Bin Laden". Además, subrayó que la liquidación de Bin Laden supone "un importante golpe contra el terrorismo internacional", que "no respeta la vida, la desprecia y solo mata". El ministro alemán de Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, declaró: "El hecho de que se haya acabado con las maniobras sangrientas de ese terrorista es una buena noticia para todos los hombres que defienden la paz y la libertad en el mundo".

El Gobierno italiano expresó su "satisfacción" por la "eliminación" del terrorista más buscado del mundo. "Se trata de una gran victoria para los Estados Unidos y para toda la comunidad internacional en la lucha contra Al Qaeda y el terrorismo", dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Franco Frattini.

Desde Reino Unido, el primer ministro David Cameron dijo hoy que la muerte de Osama Bin Laden es un "gran paso adelante" en la lucha contra el terrorismo.

La primera ministra australiana, Julia Gillard, indicó que el 1 de mayo "fue un día importante" y subrayó que la muerte de Bin Laden traerá "cierta forma de justicia".

En Nueva Zelanda el primer ministro, John Key, afirmó que "el mundo es un lugar más seguro sin Bin Laden".

"El mundo no debe ceder en su esfuerzo unido para vencer al terrorismo y eliminar los escondites que han sido proporcionados a los terroristas en nuestro vecindario", expresó en un comunicado el Ministerio indio de Asuntos Exteriores.

Todos los países que felicitaron a Barak Obama coinciden en la alegría por el fallecimiento de Osama Bin Laden y hablan de cautela por las posibles represalias de Al Qaeda.

A todo esto Obama afirmó: “Es un gran día para América, el mundo es más seguro y mejor a causa de la muerte de Osama Bin Laden”.

Estando todos tan contentos como aparentan y felicitando a EE.UU por la muerte de alguien que mató a miles de personas, ¿no se da cuenta la gente de que tanto EE.UU. como el resto de personas que están alabando esta operación se están poniendo a la altura de la mismísima organización terrorista Al Qaeda? Siguiendo el mismo plan ¿por qué no nos vamos al Pais Vasco o al País Vasco francés y nos liamos a pegar tiros a los terroristas de ETA? ¿Felicitaría algún dirigente mundial a José Luis Rodríguez Zapatero por acabar con la cúpula de ETA a tiros? Y alguien dirá que eso es diferente. ¿Diferente por qué? Ambas matan gente, la diferencia es que unos atacan en territorio internacional y los otros en territorio nacional. No digo que esté a favor del terrorismo ni mucho menos, pero el odio lleva siempre al odio y la venganza siempre lleva a la venganza. Y el juego de yo te mato a ti y otro me mata a mí no acaba nunca, porque siempre habrá alguien dispuesto a vengarse. Así que sabiendo que Bin Laden no es Al Qaeda en todo su conjunto… ¿alguien piensa que la yihad ha terminado? Yo creo que no. La yihad continuará inventando excusas para organizar masacres tanto en Occidente como en Oriente, siempre que a Al Qaeda no le guste lo que haga quien no piense como ellos. Además ahora tiene un motivo: el asesinato de su líder. Así que el día menos pensado continuarán su guerra santa y se vengarán con el aliado de EE.UU que más les apetezca o con los mismísimos EE.UU. Más tarde, el blanco del futuro atentado se vengará de Al Qaeda y esto será el cuento de nunca acabar, ... y la yihad continúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario