domingo, 11 de septiembre de 2011

Zona Cero: ¿Ha servido de algo tanto dolor?

Ayer se cumplieron 10 años del atentado terrorista del 11 de septiembre, en el que fallecieron 2.983 personas , 6.000 resultaron heridas y 24 desaparecidas, cuando dos aviones fueron estrellados contra las torres gemelas, otro contra el pentágono y otro más cayó en un campo abierto en Shanksville (Pensilvania), frustrando así un posible choque contra el Congreso de los Estados Unidos.

Y me pregunto: ¿Ha mejorado algo la situación mundial en lo que a terrorismo se refiere? ¿Ha servido de algo lo que hizo la administración Bush tras el atentado del 11 de septiembre?

El sábado 10 de septiembre en Informe Semanal se emitió el reportaje "Regreso a la zona cero", de Vicente Romero y Miguel Román, en el que habló Vince Warren, director ejecutivo del Centro de Derechos Constitucionales que dijo lo siguiente: "En diez años desde el 11 de septiembre, la situación política entera en los Estados Unidos ha cambiado. Eso significa realmente la muerte del sistema democrático en los Estados Unidos. La gente en los Estados Unidos es mucho menos libre, no pueden controlar las escuchas del gobierno, no pueden controlar cuando el gobierno los mete en la carcel sin ningún tipo de juicio y tampoco pueden controlar cuando los Estados Unidos se meten en una guerra.

Por una parte es muy importante recordar a las víctimas del World Trade Centre, a la gente que murió a causa del ataque terrorista, pero se olvidan de que la mayoría de la gente en Estados Unidos no piensa en las otras víctimas, las víctimas causadas por la reacción de EE.UU ante el ataque del 11 de septiembre. Los hombres y mujeres en Irak, Afganistán, Abu Grahib y también en Guantánamo, ni tampoco hablan de la culpabilidad, porque estamos seguros de que la gente de la administración de Bush cometió crímenes y violaciones de los derechos humanos. Esa es una cuestion olvidadada, espero que en futuras conmemoraciones la gente se fije también en lo que Estados Unidos hecho para empeorar la situación."

En cuanto a estas declaraciones, tengo que decir que eso de que Estados Unidos es uno de los países democráticos que menos respeta los derechos humanos, es algo que se sabe desde hace tiempo.

La segunda parte de estas declaraciones expresa la preocupación que yo misma comparto con Vince Warren: Es importante recordar a las víctimas que murieron aquel 11 de septiembre, pero no hay que olvidar que la administración Bush también cometió atrocidades en respuesta a esos atentados. En Afganistán y en Irak murieron muchas personas a manos del ejército estadounidense, incluso personas inocentes.

En la guerra de Irak participamos Inglaterra y España, a pesar de la abrumadora oposición. Fue una guerra no autorizada por la ONU, basada en la existencia de armas de destrucción masiva que, finalmente, resultaron ser inexistentes. Esta guerra sirvió para darle otra excusa a Al-Qaeda para atentar contra España e Inglaterra.

El 11 de marzo de 2004 la citada organización terrorista colocó diez artefactos explosivos en cuatro trenes que explotaron en Madrid, en las estaciones de Santa Eugenia, El Pozo del Tío Raimundo y Atocha y en las vías del tren que se encuentran junto a la calle Téllez. En este atentado fallecieron 191 personas y 1.857 resultaron heridas.

En Londres (Inglaterra) el 7 de julio de 2005 explotaron tres bombas en tres trenes de metro: La primera explotó poco después de abandonar el tren la estación de King's Cross-St.Pancras, la segunda en la estación de Edgeware Road y la tercera entre las estaciones de King's Cross-St. Pancras y Russell Square. Hubo un cuarto artefacto que explotó en un autobús de dos pisos en el momento que pasaba en el punto en el cual se unen la Plaza Tavistock y la calle Upper Woburn Place. Fallecieron 56 personas, entre las que se encontraban cuatro terroristas. Hubo 700 heridos.

Habría que añadir a todo ello algunos atentados menores y otros cuantos frustrados.

A todas estas muertes mencionadas se deben agregar las de todas las personas fallecidas en las guerras que precedieron al 11-S y la de Osama Bin Lad en, junto con algunos familiares suyos, el pasado 1 de mayo.

¿Ha solucionado algo tanta guerra y tanta muerte? Sí, bueno, ya no es obligatorio el burka en Afganistán pero, aparte de eso, el principal motivo por el cual se desencadenó todo esto (acabar con el terrorismo islamista) sigue siendo el problema.

Tras la muerte de Bin Laden, Obama afirmó: “Es un gran día para América, el mundo es más seguro y mejor a causa de la muerte de Osama Bin Laden”.

Este hombre debía estar de broma, o no se ha enterado de que la seguridad mundial no ha cambiado en nada, puesto que Bin Laden ya tiene sucesor, se llama Ayman al Zawahiri y era su mano derecha. ¿Ahora de repente este señor va a disolver la organización terrorista debido a una revelación divina? Pues lo siento mucho, pero me da la impresión de que no será así. Este señor, igual que Bin Laden, seguirá organizando ataques terroristas contra los infieles, como nos llaman estos terroristas fanáticos de su religión. Además, tras la muerte de Bin Laden, Al-Qaeda prometió una venganza, así que, ¡vamos a ver a que aliado le toca! Esto es como la ruleta rusa. Si uno mata el otro se venga y si el otro se venga el otro vuelve a matar, así que esto es la pescadilla que se muerde la cola ¿Terminará alguna vez de morderse la cola la pescadilla o nos mataremos entre todos hasta que no quede nadie más a quién matar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario